viernes, 19 de noviembre de 2010

Inexistente

De nada sirvieron los recursos;
agotados los recuerdos
la mano sostiene
apenas una sombra marchita,
sin identidad.

Se esfumaron los aportes
y la caja negra
susurra un desacuerdo;

-no estoy de acuerdo
que alguien sepa
quien no fuiste,
demasiadas manos ausentes
abrazaron lo desconocido
de tu historia.
Si preguntas al ciervo
quién fuiste en vida
seguro dirá:
"un mal cazador,
ya me ves, sigo vivo
con mis cuernos intactos
y su pared sin trofeos".

Agotados los recursos
la mano extiende su sombra
y ambos desaparecen
sin identidades comprobables.

2 comentarios:

Julie dijo...

Hola Daniel, ya estoy de vuelta de mi viaje, había extrañado tus poemas, y me reconcilio hoy con ellos, como siempre, en tu voz, los encuentro muy de mi agrado. Felicitaciones amigo poeta.

Daniel dijo...

Gracias amiga por regresar; extraño ver tu poesía en MP.

Un fuerte abrazo.