sábado, 18 de junio de 2011

Todo por nada

Allá, cien pasos adelante
solo me esperan cien pasos hacia atrás.
Quizás encuentre un bonus extra
de cien pasos al costado
o un avión estrellado con otros cadáveres como yo
intentando sobrevivir en los restos de un naufragio,
removiendo hierros torcidos, incinerados,
miembros de otros miembros desmembrados
productos de una prepotente discusión
entre un dios inexistente
y un diablo -oh casualidad- también inexistente
pugnando por afiliar almas a su caja de caudales.

Ilusos, no saben que la mía
le pertenece a ella,
desde que me mató con su indiferencia.

4 comentarios:

Julie dijo...

Un poema existencialista, humano, lleno de hermosas imágenes... Todo por nada, es un gran poema, muy muy bueno. Al menos para mí. Felicidades.

UMBRIEL dijo...

Estupendo poema cargado de imágenes inquietantes para desembocar en un final desgarrador si no fuese por el toque de ironía que lo hace menos hiriente para cualquiera que haya sufrido ese amor no correspondido.
Un saludo
R.

Daniel dijo...

Amiga Julie, te debo mucho. Un abrazo.

Daniel dijo...

Poeta Umbriel; gracias por captar ese toque de ironía.
Te saludo.